TRATADO DE LIBRE COMERCIO (TLC)

Un tratado de libre comercio (TLC) consiste en un acuerdo comercial regional o bilateral para ampliar el mercado de bienes y servicios entre los países participantes. Básicamente, consiste en la eliminación o rebaja sustancial de los aranceles para los bienes entre las partes, y acuerdos en materia de servicios. Este acuerdo se rige por las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) o por mutuo acuerdo entre los países participantes.

Un TLC no necesariamente conlleva una integración económica, social y política regional, como es el caso de la Unión Europea, la Comunidad Andina, el Mercosur y la Comunidad Sudamericana de Naciones. Si bien estos se crearon para fomentar el intercambio comercial, también incluyeron cláusulas de política fiscal y presupuestario, así como el movimiento de personas y organismos políticos comunes, elementos ausentes en un TLC.

Históricamente el primer TLC fue el Tratado franco-británico de libre comercio) (o Tratado de Cobden-Chevalier) firmado en 1860 y que introduce también la cláusula de nación más favorecida.

Objetivos oficiales de un TLC

Los principales objetivos de un TLC son:

§  Eliminar barreras que afecten o mermen el comercio.

§  Promover las condiciones para una competencia justa.

§  Incrementar las oportunidades de inversión.

§  Proporcionar una protección adecuada a los derechos de propiedad intelectual.

§  Establecer procesos efectivos para la estimulación de la producción nacional.

§  Fomentar la cooperación entre países amigos.

§  Ofrecer una solución a controversias.

Los tratados de libre comercio son importantes pues se constituyen en un medio eficaz para garantizar el acceso de productos a los mercados externos, de una forma más fácil y sin barreras. Además, permiten que aumente la comercialización de productos nacionales, se genere más empleo, se modernice el aparato productivo, mejore el bienestar de la población y se promueva la creación de nuevas empresas por parte de inversionistas nacionales y extranjeros. Pero además el comercio sirve para abaratar los precios que paga el consumidor por los productos que no se producen en el país.

Formalmente, el TLC se propone la ampliación de mercado de los participantes mediante la eliminación de los derechos arancelarios y cargas que afecten las exportaciones e importaciones. En igual sentido busca la eliminación de las barreras no arancelarias, la liberalización en materia comercial y de subsidios a las exportaciones agrícolas, la reestructuración de las reglas y procedimientos aduanales para agilizar el paso de las mercancías y unificar las normas fitosanitarias y de otra índole. Sin embargo, esto no es igual para ambas partes, en el caso del TLC EUCA, los Estados Unidos conservan intactos las medidas protectoras y subsidios a sus agricultores mientras los centroamericanos deberán dejar a los suyos desprotegidos.

TRATADO DE LIBRE COMERCIO EN ECUADOR

1.- ANTECEDENTES

A inicios de octubre de 2003 el Ecuador expresó formalmente su interés para iniciar un proceso de negociaciones con el objetivo de suscribir un acuerdo de Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, a través de una comunicación del señor presidente, Lucio Gutiérrez, dirigida a su homólogo estadounidense, George W. Bush.

El 18 de noviembre de 2003, el Representante Comercial de EE.UU. Robert Zoellick, envió un comunicado al Congreso estadounidense, notificando la intención del presidente Bush de iniciar negociaciones de un Tratado de Libre Comercio con los 4 países miembros del Acuerdo de Preferencias Arancelarias Andinas (Ecuador, Bolivia, Colombia y Perú). Este comunicado incluye los objetivos específicos que el gobierno estadounidense desea alcanzar en la negociación de un TLC con los 4 países andinos. El texto completo se encuentra en http://www.ustr.gov/new/fta/Andean/2003-11-18-notification_letter.pdf

El 19 de noviembre de 2003, el Representante Comercial de EE.UU. Robert Zoellick, realizó una declaración a nombre del presidente Bush, en la que manifestó la intención del gobierno estadounidense de iniciar negociaciones con las naciones andinas para concretar, en el futuro cercano, un Acuerdo Andino de Libre Comercio.

El 29 de diciembre de 2003, el gobierno ecuatoriano aceleró el proceso para llegar a un Tratado de Libre Comercio (TLC) con EE.UU, con la designación por parte del Jefe de Estado, del Economista Mauricio Yépez, Presidente del Directorio del Banco Central del Ecuador, como negociador principal de este tratado. El equipo principal de negociación, que estará conformado por miembros tanto del sector público como del sector privado, estará encabezado por el Economista Yépez, y Christian Espinosa, subsecretario de Comercio Exterior del MICIP, que será el negociador adjunto.

2.-QUE ES UN TRATADO DE LIBRE COMERCIO BILATERAL

Un tratado de libre comercio bilateral es un acuerdo comercial preferencial entre dos naciones, en el cual se acuerda la concesión de preferencias arancelarias mutuas y reducción de barreras no arancelarias al comercio entre ambas naciones; por ejemplo, la reducción o eliminación de aranceles a la importación de bienes y servicios provenientes del país socio. Estas preferencias son acordadas a través de procesos de negociación en los cuales se llegan a acuerdos considerados mutuamente beneficios.

Adicionalmente, a fin de que el comercio de bienes y servicios se realice de forma eficiente, acorde con los objetivos de desarrollo sostenible de la economía, y, bajo un marco jurídico estable y transparente, los países involucrados también acuerdan reglas de juego para el intercambio comercial entre ambas naciones.

En el TLC a ser negociado con los EEUU, se negociarán preferencias arancelarias mutuas, o, reglas de juego para el comercio internacional, en las siguientes áreas:

1. Acceso a Mercados

2. Agricultura

3. Servicios

4. Inversiones

5. Propiedad Intelectual

6. Política de Competencia

7. Compras Gubernamentales

8. Solución de Diferencias

9. Temas Laborales

10. Temas Ambientales

11. Defensa Comercial (Salvaguardias, Antidumping y Subvenciones)

12. Régimen de Origen

13. Normas Técnicas

14. Medidas Sanitarias y Fitosanitarias

Esta es una clasificación con propósitos descriptivos, por lo que el número de áreas a ser tratadas podría variar de acuerdo a las necesidades de negociación.

3.- PORQUÉ FIRMAR UN TRATADO DE LIBRE COMERCIO CON ESTADOS UNIDOS

La firma de un TLC tiene como principal objetivo elevar los niveles de competencia y consecuentemente la eficiencia con los que operan todos los sectores de la economía. Derivado de esta mayor eficiencia con que funcionará la economía, se podrán elevar los ingresos reales y, por esta vía, los niveles de bienestar de la población.

Para elevar los niveles de eficiencia productiva, un mecanismo es generar un entorno que favorezca mayores niveles de competencia, tanto interna como externa. Para ello se requiere, entre otras cosas, reducir las barreras comerciales, tanto arancelarias como no arancelarias. Un entorno competitivo incentivará a las empresas a buscar mayores niveles de eficiencia, así como mayor calidad y variedad de bienes y servicios.

De otro lado, es conocido que la existencia de restricciones comerciales tienden a crear rentas monopólicas en determinados sectores productivos, lo cual reduce el bienestar de los consumidores, a través de precios más altos y/o calidad inferior de los bienes y servicios. En este contexto, un objetivo importante del TLC es el de aumentar el bienestar de los consumidores, mediante el mayor nivel de competencia que generará.

Un objetivo indirecto ocasionado por el aumento de los niveles de eficiencia de la economía, que se derivarían del TLC, es mejorar los niveles de competitividad para poder acceder a terceros me mercados, y así diversificar nuestra oferta exportable, y de este modo mejorar nuestra posición comercial.

4.- APROVECHAMIENTO DE VENTAJAS COMPARATIVAS

El primer canal es a través del aprovechamiento de las ventajas comparativas derivadas de la especialización productiva; pues bajo un entorno económico de libre comercio, cada nación se especializará en la producción de aquellos bienes y servicios en los cuales es comparativamente más eficiente. Esta especialización de la producción, reasigna de mejor manera los factores productivos. En este contexto, los sectores eficientes de la economía también podrán beneficiarse de las reducciones de barreras comerciales, y así aumentar la producción, permitiendo el aprovechamiento de economías de escala. También se beneficiarán estos sectores pues la firma de un tratado de libre comercio implica la redefinición de las reglas de juego para el comercio; por ejemplo, normas técnicas, reglamentos sanitarios y fitosanitarios, reglamentaciones laborales, tributarias, etc. Estas reformas contribuirán a crear un marco jurídico más estable y transparente, y así atraer mayores flujos de inversión tanto doméstica como extranjera a los sectores más competitivos, permitiendo su dinamización y modernización.

5.- CREACIÓN DE UNA NUEVA ESTRUCTURA DE INCENTIVOS

El segundo mecanismo, a través del cual el TLC contribuirá a incrementar la eficiencia del aparato productivo nacional es mediante la creación de una nueva estructura de incentivos, tendiente a elevar la productividad de aquellos sectores menos eficientes en relación al resto del mundo. El mejoramiento de estos sectores, contribuirá a reducir el actual grado de dependencia de la economía ecuatoriana de los bienes primarios y diversificar la estructura productiva hacia productos industrializados, con mayor valor agregado y encademanientos productivos.

Esta nueva estructura de incentivos, producto de una mayor exposición a la competencia extranjera, incentivará una conducta empresarial enfocada en la búsqueda de ventajas comparativas dinámicas; es decir, la búsqueda permanente de mejoras de productividad, así como de calidad y variedad de los bienes y servicios producidos, como base para competir en los mercados internacionales.

El logro de estas nuevas ventajas comparativas implicará además un proceso de transición, que requerirá de políticas de Estado que faciliten la reconversión productiva por medio de: la optimización de los procesos productivos; y el aumento y mejoramiento (upgrading) del stock de capital.

La optimización de los procesos productivos significa fundamentalmente la aplicación de nuevos y mejores métodos a los distintos ámbitos de operación de la empresa; esto es aspectos organizacionales, administrativos, productivos, etc. De esta forma se logra una mayor eficiencia en el uso de los recursos ya existentes.

El mejoramiento o upgrading tecnológico del stock de capital se refiere a la adquisición de bienes de capital e insumos que están siendo desarrollados en el resto del mundo. Este proceso de upgrading tecnológico, que el TLC incentivará, permitirá aplicar una mejor tecnología a los procesos productivos, reduciendo la brecha tecnológica del país frente al resto del mundo. Por otro lado, cabe resaltar que el upgrading tecnológico del stock de capital no solo contribuye a elevar la productividad, sino también la calidad y la variedad de los bienes y servicios producidos en la economía.

Dodaj komentarz