Exageraciones

Ahí van algunas exageraciones de lo más creibles.

-¡Oye! ¿Qué hora es?
Las doce.
¡Que tarde!
Haberme
preguntado antes.

-Era una adivina tan buena, tan buena, que además del futuro, adivinaba el
condicional y el pluscuamperfecto de subjuntivo.

-Un tipo tan, pero tan tan tan que se volvió campana.

Administradores: Agus y Faveta

Dodaj komentarz