El amor, ese coloso destructivo…

De una manera u otra, el amor, duele. Si encuentras a la persona que realmente buscas, todo será rodado… Pero es muy poco probables, aunque creamos que no. Sin querer ser elitista, las personas con un C.I de 20% se conformarán con cualquier cosa, pero en realidad, encontrar esa persona para toda la vida, es más difícil de lo que parece. Incluso, me atrevo a decir, que estar con una persona toda la vida, todos los días, muchas horas, ha de ser agotador. Por mucho amor que exista, tiene que ser cansado. Creo que ya hablo desde la experiencia, y desde el desamor… Escribir esto hace un año y seis meses, llevando así unos 4 meses con mi novio, hubiese sido inpensable… Me faltaban horas al día para estar con él, pero eso ya no es así. Lo amo y me gustaría que fueramos felices, pero mis ratos libres, como este, me gustan. Sola. Sin que nadie sepa quien soy, ni porque escribo esto. Sin dar explicaciones.

 

Como iba diciendo, encontrar esa persona creo que no es del todo real. El dependiente ya se acostumbra a su pareja y le permite todo aquello que no le gusta, aunque se quiebre en pedazos, por eso creo que existen esos matrimonios hiperlargos de apariencia verdaderamente feliz. El inseguro celoso sería feliz con una chica muy sumisa, con personalidad cero… El intrépido aventurero con una independiente chica aventurera… El dependiente agobiante con una chica sin autoestima a la que le encantase tener un perro faldero para sentirse guapa y mejor… Y así, una larga lista. Yo reconozco que me he vuelto más celosa de lo que apenas era. Necesetaría un chico sumiso?? Sería desastroso, la verdad, sería Talibán total, y no quiero ser así. ME gusta mucho viajar también, y no dar explicaciones, pero si mi novio no me las diera y también le gustase viajar por libre, me mosquearía bastante… También me he vuelto insegura, con la autoestima por los suelos en contadas ocasiones ¿me gustaría que mi novio fuera un dependiente que no hiciera otra cosa que estar por mi, llamarme veinte veces al día, ser mi esclavo y servidor? ¡¡¡NO!! porque lo dejaría por pesado, por agobio y porque sabría que estaría ahí para cuando yo quisiese…..   Y ahí el gran dilema, amig@s, encontrar a esa persona sin que nos hagan daño no es fácil. REconozcamos que a veces nos enfadamos sin razón, sólo por celos, envidía… etc, y hay que aguantarse, pero otras veces es daño de verdad, porque somos diferentes… El romántico empedernino se verá dolido si su chica quiere salir un sábado por la noche con sus amigas…. y el chico aventurero, se sentirá agobiado si su novia no deja de llamarle 30 veces al día….

 

Así que, querid@s, mi consejo es que no sólo os guieis por un físico bonito, una personalidad encantadora, buena. etc… FIJAROS, sobre todo, en la FORMA DE SER Y AMAR de las personas. Si no queréis sufrir, esa será vuestra mejor decisión. Si sois machistas a matar, no pretendáis cambiar a una chica fuerte y libre, esa os traerá locos, y si encima triunfais, volveréis a una chica del futuro, en una horrible chica sin sombra. No hay que ser tan egoísta, buscad a otra chica que sea casera de por si, sin necesidad de que nadie le diga nada…. Si sois almas fiersteras, buscaros a alguien así… No ameis a esa chica hogareña porque le haréis daño o a aquella otra que no hace más que pensar en ti…. Si os guista mucho un deporte, buscaros a alguien que también le guste, pero que también podáis practicarlo por separado. De lo contrario, si dais con un dependiente agobiante, se verá dolido si os vais en bici toda una tarde… No sé, es difícil, pero creo que esa es en realidad, la clave del éxito.

 

 

 

 

 

Desde la noche que sobre mí se cierne,
negra como su insondable abismo,
agradezco a los dioses si existen
por mi alma invicta.

Caído en las garras de la circunstancia
nadie me vio llorar ni pestañear.
Bajo los golpes del destino
mi cabeza ensangrentada sigue erguida.

Más allá de este lugar de lágrimas e ira
yacen los horrores de la sombra,
pero la amenaza de los años
me encuentra, y me encontrará, sin miedo.

No importa cuán estrecho sea el camino,
cuán cargada de castigo la sentencia.
Soy el amo de mi destino;
soy el capitán de mi alma

Dodaj komentarz