Dos días, tres

viernes, 04 de diciembre de 2009
Dos Días. Tres.

Dicen que los tres primeros días para quitarse una adicción son los peores. A partir del tercero empiezan a menguar las necesidades. A la semana se puede olvidar. Pero a los tres meses puede haber una recaída. Lo mejor es no recaer nunca.
 Este fin de semana habrá trabajo. Quizás quienes se vayan de puente encuentren a la vuelta una amarga sorpresa que si se hubieran quedado, hubieran aprovechado o hubieran podido evitar. Hay trabajo y hay movimiento; se puede perder el miedo por si faltan el dinero o la labor.
Está bien hacer trabajo interior porque es necesario para prevenir lo malo que atraigamos.Mucha maldad la deseamos, la atraemos por causa de nuestra tensión y de nuestro miedo. Fuera del lugar donde vivimos o donde estamos en el momento, nos esperan y las expectativas han de cumplirse para prosperar. 
Cuidado porque puede ser un día de locura. Hay personas que harán daño gratuitamente y no tiene sentido. No es necesario dar su merecido a las personas haciéndolas sentirse ridículas, es lo peor que puede ocurrir.
El bloqueo se levanta. La justicia actúa y va a ser un día donde todos vamos a recibir lo que hemos dado. No fiarse de la justicia.
El dinero irá entrando poco a poco. Al irse la gente de vacaciones, comienza a realizar gastos, sobre todo en el ámbito turístico, que no vienen mal. También quien compra y vende pisos. Poco a poco se van realizando movimientos para eliminar la paralización provocada por la crisis que siguen aumentando los bancos.
El día acabará con cierta tristeza. Para la mayoría.
 Bendiciones. 

Dodaj komentarz