3ª parte Regalo de Navidad

Sección 31

Habitación Trono. Estaba temblando de miedo! Tenía que atravesar aquella habitación con el rey malvado y los guardias… uuuff Y pienso… pues nada, entro  y salgo corriendo como una loca hasta la puerta de enfrente, y no me pararé a mirar nada. Doy unos pasos para atrás, empujo la puerta y me pongo a correr atravesando el salón del trono a todo correr, pero la escena que veo allí me hace parar. La habitación está llena de gente con grandes cirios encendidos en la mano en silencio, y en medio de ellos un féretro a los que todos rodean, yo me acerco y miro quién esta dentro de el. ¡Es el rey! Pregunto: Que le ha ocurrido al rey? Alguien me contesto: “Ha muerto de pena por la perdida de su hija” Me puse triste, aquel rey tan malvado, que era el mas pobre de su reino porque no pudo comprar lo que mas falta le hacia. Yo hice una reverencia y seguí mi camino. Murciélago (Ir a)

Sección 32

Habitación Murciélago, el murciélago ya no estaba porque lo liberé, y el también me ayudó a seguir mi camino, vi cómo la rendija de una puerta entreabierta, me acerqué y antes de nada leí el letrero que pendía de ella. Casa del Brujo (Ir a)

Sección 33

Entré dentro de la habitación del viejo brujo más que enfadada! -Brujo, ¿de quién aprendiste? Me has mandado a un pasillo, y he tenido que recorrer todo el camino desde La habitación del Pozo de los deseos. El viejo brujo dejó ver una sonrisa socarrona que me molestó mucho, pero sabía que estaba en sus manos, la única salida de este mágico lugar no podía ser otra que la magia misma. El viejo seguía meneando aquella marmita que era mi esperanza de salir. Él me dijo mientras seguía añadiendo ingredientes: ¡Esto va a funcionar! ¿Lo probarás de nuevo? Yo le dije: Si, si, no sé qué hora es, pero no quiero llegar tarde a la fabrica. Dame lo que sea. Quiero salir de aquí.
Cogí de nuevo aquel cazo mohoso y tomé un trago. Se me nubló la vista, y cuando empecé a ver más claro miré a mi alrededor, y me encontré en el Pasillo Embrujado(Ir a)

Sección 34

Pasillo Embrujado, a mi derecha tenía la Habitación de los Ecos y a mi izquierda la Habitación Mágica, me decidí ir a la Habitación Mágica (Ir a)

Sección 35

Habitación Mágica. Abrí la puerta de esta habitación, y sentí cómo me soplaba el viento mágico, y había millones de partículas de luz brillantes que se movían con él, como si estuvieran metidas en una de esas bolas de nieve navideñas, era una vista preciosa, pero una vez dentro esa brisa se volvía tempestad, salté a su interior y atravesé el espacio que había entre una puerta y la siguiente. Habitación de los Ecos (Ir a)

Sección 36

Habitación de los Ecos El ruido que hacía el latir de mi corazón amplificado a la enésima potencia martilleaba mis oídos. Tenía que salir de allí cuanto antes, salte a la Habitación de La Princesa (Ir a)

Sección 37

Habitación Princesa. Al entrar me acordé del riquísimo cesto de frutas que me había comido y sonreí, pero también me acordé de la serpiente guardiana del cesto, entonces miré a todos lados, parecía que no había ninguna serpiente, allí delante de mí había un gran sillón mullido,  yo estaba muy casada y me iba a dejar caer en él cuando vi agitarse algo detrás del sillón, era la punta de una cola de serpiente que se agitaba nerviosamente y en silencio, me detuve y miré a mi alrededor, vi una puerta entreabierta. Los movimientos de aquella cola cada vez eran mas nerviosos, y sin mirar atrás salí disparada hacia la puerta siguiente: Vacío sin Fondo (Ir a ), y la otra es por la que yo había llegado allí: Habitación del Eco(Ir a )

Sección 38

Habitación Vacío Sin Fondo,
Allí estaba yo, con mis pies encima de las dos losas mirando aquel vacío sin fin, ya lo he intentado todo para no caer allí, pero esto parece inevitable, así que si no lo puedo evitar voy a sumarme a él, me senté encima de las dos losas como si estuviera montada en una atracción de la feria, sentí que las losas donde estaba sentada empezaron a aflojarse y yo subí los brazos para arriba, como cuando estaba en la atracción de “La Caída Libre”, empezó el viaje yo gritaba sonriendo: yujuuuuuu!! Mientras caí, por fin llegue abajo, y fue divertido (creo que vencí el miedo) por eso salí triunfante de allí a la Habitación magica (Ir a)

Sección 39

Habitación Mágica : Entré en la sala y el viento mágico empezó a zarandearme de nuevo,  esta vez el paso por esta sala me lo tomaría con calma, quería saber de donde venían esos vientos centelleantes de luces, y qué lo ocasionaba mientras iba de un lado a otro de la sala, mi pelo se enredaba en mi cara y no me dejaba ver, lo aparté y vi que ese viento provenía de dos esquinas opuestas de la habitación, y uno era pardo sin brillo, era como humo negro, el otro era tan brillante que deslumbraba al mirarlo, los dos rallos chocaban justo en medio de la habitación y esto era lo que ocasionaba aquel fuerte viento. Era el choque de la magias positivas y negativas, me dió miedo seguir allí. Salí a: Pozo de los deseo(Ir a)

Sección 40

Entré a la habitación, que estaba tranquila en comparación a la anterior, intenté poner mi cabello en orden y respirar un poco antes de seguir mi búsqueda, cuando iba a salir de la habitación escucho la voz profunda del pozo diciendo: -Oyee, me dejaste antes con la palabra en la boca, me quieres explicar qué quisiste decir con eso de que las cosas que son gratis en la vida son lo mejor? Eso es falso!! Yo tengo dinero, y si no tengo algo lo pago, entiendes nena? -Pozo, tu que tienes?? tienes dinero verdad? Pero un pozo lo que tiene que tener es agua. Él contestó: Mmm … pues si. -Pues eso no lo puedes comprar en este desierto lugar. El pozo titubeo y yo respondí rápidamente: -Adiós! Y salte: Casa del brujo, (Ir a ) Trono(Ir a) Habitación Oscura(Ir a)

Sección 41

Habitación Trono, La habitación estaba a oscuras, no había nadie allí, el trono, los tapices, todo estaba envejecido, las telarañas y las polillas eran las reinas del lugar, me dio pena de recordar lo que había ocurrido en ese lugar, pero seguí mi camino, y pase al recinto llamado Murciélago (Ir a)

Sección 42

Habitación Murciélago, el murciélago ya no estaba porque lo liberé y él también me ayudo a seguir mi camino, vi la rendija de una puerta entreabierta, me acerqué y antes de nada ley el letrero que pendía de ella: Casa del Brujo (Ir a)

Sección 43 De nuevo en la habitación del brujo, le dije que no volvería a tomar la poción, que me quedaría allí hasta el fin de mis días, pero no pasaría mas por aquellos horrores. Él me pregunto por cuántas habitaciones había pasado, yo le dije que por todas, después recordé que había una habitación por la que no había pasado y era la primera en la que estaba el rey disfrazado de pobre, le di … unas … unas monedas. Por cierto el anciano me respondió enigmáticamente: Joven recuerde una cosa, si sus pasos se pierden yo no me moveré de aquí.” Me di cuenta que había resuelto el enigma(tenia que volver a la primera habitación y pedirle ayuda a aquel anciano, le dije al brujo hazme una pócima tan fuerte que me haga volver a la habitación más lejana. El brujo se puso manos a la obra, y yo no podía esperar más, a cada momento le preguntaba al brujo si le quedaba mucho para terminar esa poción. En brujo me respondió: Tranquilízate, mientras esperas te voy a contar la historia de este lúgubre lugar, yo me senté en el suelo y apoyé mi cabeza en la pared, estaba muy cansada. El brujo seguía con su labor y empezó con voz enfática a contarme la extraña historia de aquel lugar: -Hace muchos años, aquí había un gran señor poderoso llamado Stabur, vivía en este castillo y era poseedor de todas las tierras que lo rodeaban. Sus posesiones se perdían en el horizonte. Tenía una hija que, aunque no tenia titulo, Stabur su padre, le llamaba princesa, aunque ella se llamaba Lia. Lia era una joven poco agraciada, por no decir fea, pero no hay nada que embellezca a una heredera que su dinero, así que todos los jóvenes del lugar intentaron pedir la mano de la chica sin conseguirlo, porque Stabur, su padre los rechazaba a todos. La joven crecía y ya tenía 16 años, un día entró al servicio de la joven un nuevo sirviente, del cual ella quedo enamorada al instante. El padre cuando se enteró montó en cólera, y llamo a afamado brujo del lugar para que hiciera un hechizo para que la joven olvidara al sirviente. El brujo se esforzó mucho en hacer aquel hechizo porque le daría una gran fama en todo el lugar. Terminada se lo ofreció a Lia diciéndole que la haría bella para su enamorado, Lia se lo creyó y tomó aquella poción. Al instante Lia se empezó a transformar en una gran serpiente, su padre Stabur, desesperado, le dijo al mago que deshiciera aquel embrujo, y el brujo confesó que no sabía cómo. Stabur murió de pena, y desde entonces su alma vaga por estas habitaciones esperando una limosna de alguien que se apiade de él. Yo intrigada le pregunte qué paso con aquel brujo, y él me dijo: Lo tienes ante ti. Yo salte: que tú eras… el brujo que hizo el embrujo de la historia??? Él dijo: si, si yo mismo. Y yo confié en ti? Dios! Estoy loca! Me he tomado lo que me has dado antes sin saber el riesgo que estaba corriendo! Dijo el brujo en esto: pues ya está la pócima. Yo no la tomare sola, le dije. La tomaremos los dos juntos. Repartimos la poción en dos partes iguales y tragamos. Al instante empecé a tener visiones, puertas … muchas puertas con nombres … El Pozo, El Trono. Eran las puertas que yo había pasado, por fin esta visión paró delante de una puerta que ponía Viejo Sabio, por fin, ésta es la que yo buscaba. Allí estaba sentado el viejo en la mecedora, me miró y me dijo por fin, cuánto has tardado en llegar hasta aquí. Le dije ayúdame, quiero salir de aquí Tú has sido la única persona que me diste dos monedas, yo te las devolví (recuerdas), úsalas. Dije: Pero como las uso? Parte desde aquí y sigue la ruta que te diré:
Ve a la Habitación Oscura Pasa por La Habitación de los Ecos Cuando llegues a la Habitación Princesa carga el cesto de la serpiente y pasa a la Habitación Vacío sin Fondo, cuando estés en esta habitación no sueltes el cesto de la serpientes y sigue aferrada a él. Cuando pases por la habitación mágica y cuando llegues por fin al pozo de los deseos pide que mi hija vuelva a ser una chica. Esta será la única forma en que conseguirás salir de aquí. Pero que pasara después? Como saldremos? El anciano dijo: Ya he dicho demasiado. Y desapareció en las sombras de la Habitación Oscura Mire al brujo y él me dijo, que esperas? Vamos! Y de un empujón entramos en la Habitación Oscura. (Ir a)

Sección 44

Habitación oscura. Nos sumergimos los dos en aquella absoluta oscuridad que se hizo total al cerrarse la puerta detrás, empezamos andando con pasos titubeantes y cortos estirando las manos para no tropezar con nada, de nuevo aquellas paredes chorreantes, le pregunte al  brujo si sabia lo que era aquel liquido que corría por la pared, y el me respondió que eran las lagrimas que el rey había derramado por su hija Lia, esto me estremeció, jamas pensé que alguien pudiera llorar tanto. Por fin encontramos la salida : Pozo( Ir a), habitación de los ecos( ir a)

Sección 45

Habitación de los Ecos Al entrar, el mago vocifero: Por fin salimos de esa húmeda y oscura habitación, yo sabiendo que estábamos en la habitación de los ecos, me tape fuertemente los oídos antes que el eco nos devolviera aque tremendo grito del brujo, el brujo me miro y me preguntó: ¿qué haces tapándote los oídos y con lo ojos cerrados? Y yo le dije: calla insensato, y tápatelos tu también, que el eco de nuestras voces nos matará. El brujo me miró de la forma  como se miran a los locos, mientras ocurría esto había pasado tiempo suficiente para que el eco hubiera vuelto varias veces, pero no era así. ¿Por qué?? ¿Qué había ocurrido? Se lo conté al brujo, y él si lo entendió, me dijo: Tu cuando has entrado en esta habitación siempre estabas sola verdad? Pero ahora no lo estás, ya no se pierden tus palabras porque no se pierden, las reciben mis oídos. Yo me maravillé del enigmático lugar en que estábamos, pero no me duro mucho el éxtasis porque recordé que me esperaban en la fábrica, cogí al brujo y tire de el hacia afuera de la habitación : La Princesa (Ir a) Habitación mágica(Ir a)Tema

 

Pulsa la flecha y te llevara a la  4ª parte

 

Dodaj komentarz